Desafío de los 30 días – día 25: Una película que debería ser juego de rol.

Desafío de los 30 días – día 25.

Brevísima entrada la de la jornada de hoy: Me remito a lo que comenté en su momento en relación a la pregunta 19.

He dicho.

Advertisements

Desafío de los 30 días – día 24: El libro rolero más raro que tienes.

Desafío de los 30 días – día 24.

Nunca me he parado a pensar cuál es el libro rolero más raro que tengo en las estanterías, la verdad… Posiblemente uno de los que mencioné en la entrada de ayer, Cursed Empire, cumpla los requisitos para ser bastante rarito.

Algunos de los otros libros “rarunos” que tengo (al menos en comparación con lo que suelen ser juegos más populares):

Airship Pirates:

   Unhallowed Metropolis:

Quizá la que se lleve el premio gordo sea la versión estupenda de A Song of Ice and Fire que publicó en su día Guardians of Order (sistema OGL & TriStat):

 

Desafío de los 30 días – día 23: Te compraste aquel juego ¿por qué?

Desafío de los 30 días – día 23.

Me compré Eclipse Phase porque me pareció un ejemplo de cómo publicar un juego de rol innovador de manera igualmente innovadora. No sólo me compré el manual, sino que pedí otro par de copias para otros dos frikis.

Me compré Cursed Empire (en su día “Crimson Empire”) porque no tuve criterio ni sentido común en aquel momento. No pude pasar de las primeras hojas. Ugh. Si alguien lo quiere, estoy seguro de que podemos llegar a un acuerdo económico.

Me compré bastantes materiales de Pathfinder porque durante bastante tiempo fue la referencia en el grupo de juego que tenía entonces.

Me compré algunos manuales de D&D 4ª porque fui incauto.

Me compré Mouse Guard porque la atmósfera y las historias de los cómics me parecen maravillosas.

Detrás de cada compra, indudablemente existe una razón. ¡Allá cada cual con las suyas!

 

Desafío de los 30 días – día 22: ¿Has jugado online? ¿Cómo ha sido la experiencia?

Desafío de los 30 días – día 22.

Depende de qué entendamos por jugar online. Si nos referimos a hacer uso de Hangouts, Roll20 y demás para jugar al rol, entonces aún no, no he tenido la oportunidad, pero no me importaría en absoluto probarlo.

Si abrimos el abanico, entonces sí he jugado al rol online. En el año 2003 encontré un servidor llamado “Daggerford” para Neverwinter Nights. Era un servidor de rol 100%, con “muerte permanente”, y en el foro asociado no se permitía ningún tipo de meta-juego. Fue una experiencia estupenda, repleta de aventuras y personajes memorables.

Neverwinter Nights

Neverwinter Nights

Con el paso de los años, Daggerford fue evolucionando a “Haze”. Fuimos pocos los que todavía conservaban sus personajes del servidor original (llegar a nivel 5 era una verdadera hazaña). Si la experiencia en Daggerford había sido memorable, lo que la comunidad de Haze logró merecería mención aparte (y un libro que le hiciese justicia,  probablemente).

Haze

Haze

Desafío de los 30 días – día 20: ¿Recuerdas aquel momento en el que se lió pardísima en una partida? ¿Qué pasó?

Desafío de los 30 días – día 20.

Creo que salvo algún error de bulto durante la trama de una partida, algún TPK (pocos, la verdad, pocos), o algún tono mal empleado por mi parte en alguna ocasión, no he llegado a liarla pardísima a este lado de la pantalla del máster.

¿Liarla parda, yo?

Si nos referimos a alguna experiencia in game, sí recuerdo aquella una campaña de Trinity en la que un miembro de la Orden Æsculapia (¿Æsculapiana?) terminó saliendo en la portada de Time dándole la mano al Papa, siendo entrevistado por todos los medios de comunicación imaginables, atendiendo a miríadas de clubes de fans, autografiando sus muñecos de acción y viviendo como una mega-estrella del rock mientras daba el visto bueno a la publicación de su biografía. El resto de sus compañeros permanecieron en el anonimato después de haber evitado una guerra con una civilización extraterrestre.

También se hace necesaria una mención especial a una campaña de D&D desarrollada por un buen amigo, donde interpretábamos a los integrantes de “Los Caballeros de Océana” (una versión de “Los Vengadores” en un mundo de fantasía, básicamente). Antes de empezar aquella aventura, no me gustaba D&D. La experiencia me abrió los ojos – no se trata del sistema, se trata de la partida, de los jugadores, del narrador y de las ganas de pasarlo bien. Durante varios años tuve la suerte de poder divertirme experimentando situaciones inverosímiles y plagadas de humor: nuestros personajes se vieron inmersos en tramas propias de “James Bond”, “La Roca” o “El Día de la Marmota”, por mencionar unas cuantas.

Y ahí, tal vez, sí la hayamos liado pardísima en alguna ocasión.

¡Otro trabajo bien hecho de los Caballeros de Océana!

Desafío de los 30 días – día 19: Un libro que debería ser juego de rol.

Desafío de los 30 días – día 19.

Francamente, habiendo como hay publicados sistemas genéricos magníficos (hay una lista interesante en la Wikipedia), esta pregunta no tiene mucho sentido, a mi entender.

¡Fate y arreando!

¿Nos ha gustado especialmente una novela de Peter Watts, de China Miéville, de Joe Abercrombie? ¡Pues elegimos el sistema que consideremos más apropiado y listo!